La teva lectura i la meva

Maria Neus Milà y Carme Prats son dos amigas que se conocieron en la Universidad de Barcelona mientras estudiaban filología.

Años más tarde se han animado a hacer el blog “La teva lectura i la meva”, donde podéis encontrar reseñas de libros y otras actividades relacionadas con la literatura, como clubs de lectura, debates literarios o presentaciones de libros. Su blog es bilingüe en catalán y en castellano, y sus lecturas son romántica, negra, juvenil, fantástica, infantil, contemporánea, urban fantasy, de ciencia ficción, erótica… ¿Y la tuya?

Si quieres visitar su blog –lo cual recomiendo encarecidamente–, lo encontrarás en http://latevalecturailameva.blogspot.com.es

Como aperitivo, les dejamos una de sus reseñas: Vida y muerte, de Stephenie Meyer

vida y muerte stephenie meyer

TÍTULO Crepúsculo. Décimo aniversario. Vida y muerte

AUTOR Stephenie Meyer

EDITORIAL Alfaguara

AÑO 2015

PÁGINAS 832

GÉNERO narrativa juvenil paranormal

DISPONIBLE EN e-book, papel

IDIOMAS castellano

Enlace a la reseña del blog La teva lectura i la meva

En el décimo aniversario de la publicación del primer libro de la saga Crepúsculo, la editorial quería hacer una nueva edición con alguna carta personal de Stephenie Meyer dirigida a sus lectores, y la escritora decidió reescribir Crepúsculo cambiando el sexo de casi todos sus personajes y arreglando algún detalle que se le había pasado por alto en el primer libro. La escritora justifica este cambio por todas las críticas que ha recibido, que consideran que ha tratado a Bella como “una damisela en apuros” (y, por lo tanto, una damisela que necesita un hombre a su lado que la proteja), ya que ella considera que no era una “damisela”, sino una “humana en apuros”. En este sentido, cambiar el sexo a todos y convertir a Bella en Beau ya no se podría considerar sexista.

Todos conocemos la historia, pero la resumo aquí: Beau llega a Forks y se enamora perdidamente de Edythe, que en realidad es una vampira. Su relación acabará poniendo en peligro la vida de Beau, pero Edythe, que también se ha enamorado de Beau, hará todo lo que esté en su mano para salvarlo.

Cuando empecé a leer Vida y muerte, una sensación de desubicación no me dejaba disfrutar de la novela. Mientras leía las mismas palabras que pensaba Bella por boca de Beau, mi cabeza solo veía a una chica y no podía de ninguna manera imaginarme a Beau. Todo me parecía postizo. En realidad pensé que no soportaba ninguna maniobra de marketing y que este nuevo libro sólo era una excusa que no aportaba nada. Es evidente que el mundo editorial es un negocio como otro cualquiera, y no pretendo altruismos, pero el producto no puede verse afectado por ello. La relación entre la novela y el lector es sagrada y no se puede contaminar. Hasta aquí, indignación.

Más adelante, Stephenie Meyer va calentando motores, los sutiles cambios que va introduciendo hacen que haya personajes que aún queden más verosímiles con el cambio de sexo. Mike ahora es McKayla y encarna a la animadora más típica. Y realmente veo a McKayla persiguiendo al chico nuevo y guapo porque ella se cree la chica más fantástica de todas las que hay en el instituto, incluso me cuadra más que el pobre Mike.

En esta segunda reflexión, reconozco que Stephenie Meyer no ha perdido el talento que la caracterizó al escribir la saga y me sumerjo en la historia. Hasta aquí, reconciliación.

Pero van pasando las páginas y me pregunto: ¿ha eliminado la escritora páginas enteras de la primera versión? ¿Por qué el enamoramiento de Bella me pareció natural y creíble y el de Beau tiene carencias? Algo no acaba de cuadrar bien. No sé por qué. No he comparado página por página ambos libros. Así que no sé si es porque faltan palabras o porque la magia de Bella trascendió las palabras de la escritora y Beau no tiene ese carisma. No lo sé. Pero a mí no me ha funcionado. Hasta aquí, decepción.

Pero, lectores de la saga, debo de deciros que el final es distinto. No va a haber Luna nueva, ni Eclipse, ni Amanecer, por lo tanto Vida y muerte acaba muy distinto de Crepúsculo. Quizás os apetezca conocer un final alternativo. Lo dejo a vuestra elección.

Mi reflexión final es que la saga Crepúsculo era fantástica. El talento de la escritora es magnífico y sus diálogos te transportaban al mismo lugar de la escena. Su utilización de la cursiva para marcar lo que pensaban los personajes a continuación de lo que decían le daba unos matices ricos y extraordinarios que no todo el mundo es capaz de escribir. Dicho esto, no entiendo por qué Crepúsculo ha recibido tantas críticas como saga sexista. Bella no es una pusilánime. Al contrario, desde mi punto de vista, creo que es una persona extremadamente valiente, con carácter, con las ideas muy claras y con una gran inteligencia. Edward no es un machista, está protegiendo su fragilidad humana, e incluso llega un momento en que intenta apartarse de su vida, le consiente que bese a Jacob, siempre le da la opción de escoger… ¿Quién sigue viendo a Bella como una damisela en apuros que necesita un hombre que la proteja? Bella se enamora. Bella logra sobrevivir a la separación (con ayuda de Jacob), lo que no consigue Edward, que prefiere matarse cuando cree que Bella ha muerto. Bella se enfrenta a su marido vampiro cuando se da cuenta que le quiere practicar un aborto; aún en contra de lo que le dice su amado y su mejor amigo (ambos hombres), ella consigue imponer su voluntad. Cuando se convierte en vampiro, se entrena para luchar contra los Vulturis. Por favor, ¿alguien me puede explicar dónde está lo políticamente incorrecto en la trama de Stephenie Meyer?

Dicho lo cual, felicito a la escritora por la saga estupenda que escribió con Crepúsculo, y la animo a escribir de una vez por todas Sol de medianoche, que, estoy segura, será un éxito rotundo.

Leed Vida y muerte, por el placer de volver a Forks y por el final alternativo que nos ofrece, pero para mí, Bella es la encarnación de la valentía. Una persona que lucha a muerte por aquellos a los que ama. Un ejemplo a seguir. Y Beau es un sucedáneo que, aunque dirigido por la magnífica mano de la escritora, no tiene el carisma suficiente para hacer de este libro una lectura sublime.

TUCORRECTOR2

Escrito por Rosa R. Galisteo

Filóloga y correctora ortotipográfica y de estilo.