Archivos de Categoría: Blog

Rincón expresivo: respirar

Al igual que el imperativo es el verbo más verbo de todos los verbos, el dolor es el sentimiento más sentido de todos. Y nos encanta. Sarna con gusto no pica. Si pasamos por un mal trance, nos quejamos; y cuando remontamos, recordamos lo bajo que caímos. Y es que el dolor nunca viene solo. Dolor a secas es un zosqui sin venir a cuento. Pero hasta eso esconde algo detrás. Si nos chocamos contra una farola, pensando en el significado más superficial del dolor, no solo nos acordamos del chichón, sino también de la vergüenza del topetazo por mirar la mierda del WhatsApp. Si lloramos por un desamor, no es un llanto como el de un niño pequeño al que se le cae el mantecao’ al suelo, no. Ese llanto va repleto de buenos momentos que, por perdidos, duelen mil veces más que una mala pasada. Y, sobre todo, el dolor nos hace sentirnos vivos. O sentirnos, simplemente. Porque estoy completamente segura de que no sois conscientes en absoluto de que tenéis dos orejas. Hasta que os entra un dolor de oído. Lo mismo con los dedos de las manos, hasta que os cortáis con un papel, que no hay corte que más coraje dé que ese. Todo duele hasta que se olvida. Quiero decir: no somos siquiera conscientes de que el dolor ha desaparecido. Tienes hipo hasta que no, y no tienes ni idea de cuál fue el último ni te importa; simplemente ya no lo tienes y te supone un gran alivio cuando te das cuenta, que puede ser a la hora o puede no darse nunca. Y si os preguntara ahora mismo si sois felices, más de uno respondería sin dudarlo que sí, que por supuesto, pero pocos son los mortales que vuelven de clase o del trabajo con una sonrisa de oreja a oreja. Sin embargo, cuando algún mal nos pesa en el alma no hay quien nos saque una sonrisa sincera. 

Leer más ...

Sintaxis: perífrasis verbales III

  1. Según su clase semántica:

1.1. Modales: Expresan capacidad, posibilidad, necesidad u obligación:

– poder + infinitivo

     – deber + infinitivo

     – deber de + infinitivo

     – tener que + infinitivo

     – haber de + infinitivo

     – haber que + infinitivo

1.2. Tempoaspectuales: Se dividen en cuatro tipos:

Leer más ...

Morfosintaxis: restos fonéticos de las formas casuales

Aunque, como hemos visto antes, en el proceso del latín al español la lengua, tras pasar por ser bicasual, dio como resultado la desaparición de los casos, aún podemos encontrar algunos restos fonéticos de aquellos casos en los que se declinaba el sustantivo latino. En la entrada de hoy iremos siguiéndole el rastro al latín caso a caso.

Leer más ...

Historia de a literatura: el Renacimiento

La crisis ideológica del Renacimiento

En el siglo XVI, la visión medieval cae en una crisis ideológica. El Renacimiento trae consigo una radical división entre la Naturaleza y la Sobrenaturaleza, entre el mundo de los sentidos y el mundo del espíritu. Así, se hace un enorme esfuerzo para delimitar el mundo de los hombres: mientras Santillana hace versos sobre temas morales y cánticos devotos, Garcilaso canta solo a las mujeres a quien amó; mientras se da el apogeo de la literatura religiosa (mística y ascética), autores como Cervantes o Diego Mendoza de Hurtado (a quien se atribuye, según los estudios de Mercedes Agulló, la autoría del Lazarillo) escribían una literatura preferentemente mundana.

Leer más ...

Fonética histórica: Mérida

El topónimo “Mérida” viene de la voz latina EMӖRITA –de hecho, el gentilicio de Mérida es emeritense–. La e breve latina suele diptongar, por lo que esta palabra, de haber evolucionado de forma natural, habría dado otra muy distinta a “Mérida”. ¿Cuál?

Leer más ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR