Archivos de Autor: Rosa R. Galisteo

Sobre Rosa R. Galisteo

Filóloga y correctora ortotipográfica y de estilo.

Rosa R. Galisteo

REDONDEAMOS LOS PRECIOS

Este nuevo año lectivo va a ser redondo, así como todos nuestros precios.

Cada vez la gente es más consciente de la importancia de la ortografía, así como más exigente con la misma. Si tienes entre manos un proyecto, ya sea académico, literario o empresarial, no lo dudes: antes de hacerlo público, deja que un corrector compruebe que todo está correcto. Y es que el corrector no solo se encarga de corregir comas y tildes. La coherencia es el pilar más importante de todo texto, y de esta se encarga la corrección de estilo, así como de las redundancias o la adecuación del texto para con su público objetivo.

Dicho esto, me dispongo a ofreceros la carta de presupuestos para este próximo año 2017/2018.

  • Textos académicos:

30 € – ARTÍCULOS PARA REVISTAS ESPECIALIZADAS

50 € – TFG

100 € – TFM

300 € – TESIS

  • Textos literarios:

100 € – NOVELA DE UN PARTICULAR

80 € – NOVELA DE UNA EDITORIAL

  • Páginas web:

100 € AL MES (hasta 12 entradas)

Leer más ...

Un error muy común

Anteriormente, hemos hablado de algunas formas gramaticales complejas, incorrecciones varias y curiosidades de nuestra lengua y su historia. Pero este año quiero fijar mi atención en casos reales y no en supuestos errores que la gente comete. Me he encontrado con muchas imágenes con frases como esta: Sabías que la locución adverbial “de veras” se escribe con las dos palabras separadas y significa “de verdad”. “Deveras” NO existe; o también esta otra: Nunca diga “contradecido”, el participio del verbo contradecir es “contradicho”. Personalmente, nunca he encontrado a nadie que, intentando escribir correctamente, cometa esos errores. Por eso quiero mostrar ejemplos sacados de los textos que me llegan e indagar en la duda verdadera para intentar disiparla de una vez por todas.

Hoy vengo a hablaros de un caso que me ha llamado mucho la atención.

Leer más ...

Para el corrector: mundo Word: las secciones

¡Hola, amigos!

Hace mucho tiempo que no pasamos por aquí, pero hemos preparado algo muy grande –y espero que muy útil– para el tan esperado regreso a la web.

La corrección de textos es una labor que se lleva desempeñando desde hace siglos. El corrector de toda la vida siempre ha vivido en armonía con su papel y su lápiz, haciendo su trabajo plácidamente sin mucho quebradero de cabeza. El corrector hacía las marcas correspondientes y el copista o el maquetador llevaba a cabo los cambios señalados. Pero ahora los tiempos han cambiado y han llegado a nuestras vidas ¡los ordenadores! Máquinas crueles que no hacen sino complicar nuestro trabajo y exigir de nosotros conocimientos que nada tienen que ver con nuestra profesión. Además, ahora no basta con marcar los cambios a realizar, sino que tenemos que entregar el documento limpio, incluyendo, muchas veces, la forma del texto, por lo que pecamos de intrusismo laboral, ya que eso es parte del trabajo del maquetador.

Pero no queda otra que adaptarse a las circunstancias y hacernos amigos de esa gran herramienta que es el procesador de textos.

Hoy vengo a hablaros de uno de los mayores conflictos que he tenido con este programa (Word 2013): las secciones.

Leer más ...

Historia de la literatura: la literatura del siglo XVIII

El martes pasado hablamos del contexto histórico del siglo XVIII, que es fundamental para entender la literatura del momento. A continuación veréis por qué.

 

La literatura española en el siglo XVIII

Aunque el siglo de las luces haya sido de gran importancia en nuestra historia, no se lo debe, precisamente, a la Literatura de su tiempo. Y esto se da por distintas razones: en una época de luces, de importantes avances en el pensamiento, los intelectuales prefieren aplicarse a ellos; dado el absoluto predominio de la razón, ciertos impulsos para la creación artística son reprimidos; y el racionalismo clasicista francés, que es la estética vigente en toda Europa, encorseta con sus reglas y preceptos la creación literaria.

Podemos distinguir en las letras dieciochescas tres etapas:

Leer más ...

Fonética: el sonido [k] y el sonido [θ]

El sonido [k] se representa en latín mediante las grafías c y qu: centum [kéntum]; quinque [kwínkwe].

El grupo latino –ce– evolucionó durante la época medieval al sonido [θ], representado gráficamente mediante z o c (ya existía desde el siglo III inscripciones como in paze en lugar de in pace). Que fuera z o c dependía de que la sílaba estuviera en posición final o no: calicem > calic(e) > cáliz; -ecere > -ecer. Lo interesante de este caso es la evolución de los fonemas y las grafías: la grafía c representa el sonido [k] en latín, mientras que en castellano representa dos sonidos: [k] (ante a, o, u) y [θ] (ante e, i).

Leer más ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR